¿Por qué un curso en el extranjero?

Como todas las cosas que cuando nos acercamos por primera vez a ellas, aprender inglés también parece difícil, y sobre todo si es en un país extraño. El hombre se resiste al cambio, a incorporar novedades en su vida que le obligan a realizar un esfuerzo de aprendizaje. Nuestra actitud ante algo que desconocemos suele ser de miedo y negativa: “eso no vale para nada”, “yo no soy capaz”, “es demasiado difícil…”.

Sin embargo, el inglés es el segundo idioma hablado del mundo, y no sólo por las personas nacidas en países de habla inglesaEstudia ingles con un curso en el extranjero, sino por muchas otras que han emprendido la interesante labor de aprenderlo. Si ha llegado a ser la lengua extranjera más hablada será porque no es tan difícil… Como cuando practicamos por primera vez un deporte, tocamos un instrumento musical, llegamos a un nuevo barrio, etc. el conocimiento no aparece de la noche a la mañana.

Todo aprendizaje requiere inversión de tiempo, esfuerzo y, sobre todo, mucha disciplina. La enseñanza del inglés como lengua extranjera en España, al estar basada sobre todo en la gramática y la ortografía, no trabaja uno de los aspectos principales para hablar y leer fluidamente y entender un idioma: “aprender a pensar en inglés”.

El inglés y el español son idiomas muy diferentes. La asociación de ideas, el vocabulario y la construcción de oraciones se aplican de manera muy distinta al español. Si al querer hablar en inglés, primero piensas en español y después traduces, serás extremadamente lento para seguir una conversación y, por tanto, nunca vas a lograr dominar el idioma. De ahí la importancia de realizar un curso en el extranjero, en el que la total inmersión en la lengua hará entrenar a tu cerebro, y terminarás pensando en inglés.

Para prepararte a pensar en inglés es fundamental:

  • Que practiques varias veces por semana el idioma antes de la salida del curso: puede ser estudiando, viendo películas, leyendo un folleto de viajes, chateando con gente extranjera…
  • Hay que ser constante y no desanimarse. Aunque te pongas a hablar y te cueste muchísimo, cada pequeño esfuerzo va dejando huella en tu mejora como hablante de inglés. ¡No tengas vergüenza!
  • Elegir el curso de idiomas que mejor se adecue a tus características.
  • Tambien elige un país que te guste para que aprendas divirtiéndote y con una sonrisa. ¡No se trata de viajar para pasarlo mal!

Antes de pensar en irte, debes saber que estudiar fuera no va a ser simplemente un “gasto”; se trata de una inversión en tu futuro y tu formación. Estudiar un idioma en otro país es una de las mejores opciones que existen para aprender a hablar y desenvolverse en una lengua extranjera. Lo dicen todos los expertos en lingüística y parece lógico teniendo en cuenta que la gente que pasa mucho tiempo fuera acaba aprendiendo.

Junto con la práctica de un idioma, las estancias en el extranjero permiten acumular experiencias de vida. Se conoce una nueva cultura, se hacen nuevas amistades y se encuentran oportunidades para desarrollar actividades menos habituales en el país de destino.
La riqueza de esa nueva cultura se encuentra en la gente que te ayudarán a conocer más sobre el mundo y sobre ti mismo. También la inmersión en una nueva cultura implica conocer todos los aspectos típicos de la vida nativa: podrás practicar los deportes nacionales, conocer las fiestas y celebraciones tradicionales, sus normas sociales y patrones de conducta, descubrir las actividades lúdicas típicas, aprender su sistema de valores y poner en práctica otros puntos de vista para saber afrontar la vida desde otras perspectivas.
En estas experiencias toman parte personas de diferentes países, con quienes se practica el idioma a la vez que se conocen sus costumbres. Si bien es importante relacionarse con personas autóctonas para hablar, que los estudiantes se hagan entender y mejoren, entre otros aspectos, la pronunciación. El contacto siempre amplía los espacios donde practicar otras lenguas.
Un programa en el extranjero es la manera perfecta de lograr dominar un idioma y de mejorar tu CV mientras te lo pasas como nunca.
Ademas, cada vez más los empresarios buscan a personas con variedad de experiencias internacionales y tu estancia en el extranjero será un aval en tu currículum profesional. El hecho de que hayas pasado parte de tu carrera en el extranjero, empapándote de otra cultura, será siempre una garantía.
Tu curso en el extranjero es la oportunidad perfecta para abandonar tu “zona de confort”, descubrir todas tus posibilidades y crecer, tanto en el ámbito académico como en lo personal.
Además de aprender a comportarte de forma autónoma y madura, también disfrutarás de tu tiempo en otro entorno con gente nueva. El intercambio de experiencias culturales favorece la integración en un mundo cada día más internacional y tú puedes formar parte de ese fenómeno.
Más allá de lo puramente lingüístico, hemos de tener en cuenta la experiencia social inolvidable que reporta estudiar un curso en el extranjero. Esta oportunidad educativa conforma la posibilidad perfecta para desarrollar al máximo tus habilidades sociales, mejorar tu apertura, aprender a desenvolverte y ganar en responsabilidad, ampliar tu independencia y madurez, enriquecerte con la pluralidad cultural del resto de estudiantes internacionales y establecer amistades que te permitan sentirte como en casa.

Tabla de contenidos

Déjanos tu email y te contamos todas las novedades sobre Aptis/LanguageCert

Tu email no será compartido con terceras personas. La base de datos es propiedad de English Room SL con la única finalidad de enviarte información y promociones sobre nuestros cursos. Podrás darte de baja cuando hayas conseguido tu título de inglés o en cualquier momento si ya no quieres seguir recibiendo nuestros emails.

Marketing por

Guia y herramientas

Si quieres más información sobre nuestros cursos, llámanos al 91 279 67 66 o pide ya tu prueba de nivel gratuita

Abrir chat
¿Hablamos?
Escanea el código
¿Buscas preparar el título Aptis o trabajar en Europa? Cuéntanos tu caso.

No resolvemos dudas sobre presentarse solamente al examen. Gracias